Damos inicio al estudio y análisis del Proyecto presentado el Intendente Municipal, Ezequiel Galli, en el Concejo Deliberante, como lo marca la Ley Orgánica de las Municipalidades en el límite de plazo, el 31 de octubre pasado.
El proyecto de Cálculo de Recursos y Presupuesto de Gastos Municipal para el ejercicio 2021 tomó estado parlamentario en la sesión del Concejo Deliberante  para que sea analizado y estudiado por las Comisiones Internas de Hacienda y Legislación. Por la Ley antes mencionada, el HCD debe tratar el Presupuesto antes del 31 de diciembre.
El Presupuesto Municipal es un instrumento de planificación anual que permite saber cuáles serán los recursos que espera disponer el Departamento Ejecutivo Municipal y los gastos e inversiones que proyecta realizar para el año 2021.
En este espacio del Foro Olavarría, la idea es analizar cuáles son las prioridades de la gestión fijadas por el Ejecutivo para el año próximo así como también para evaluar eventuales propuestas y observaciones, en función de las necesidades de nuestros vecinos y las prioridades territoriales.
Siempre el primer paso es compartir la información disponible y digitalizada, algunas de las planillas resumen del Cálculo y Presupuesto ya se pueden descargar de nuestro sitio.
Esta instancia que propusimos desde el año 2019 y repetimos ahora esperamos que resulte positiva y una experiencia formativa para todos nosotros.

CÁLCULO DE RECURSOS POR RUBRO

PRESUPUESTO DE GASTOS POR ESTRUCTURA PROGRAMÁTICA

Presupuesto Municipal: las definiciones del Centro de Estudios para la Gobernanza
El presupuesto es una herramienta política de planificación, que asigna recursos en base a la identificación de necesidades y asimetrías sociales y territoriales.
El Presupuesto Anual de Recursos y Gastos es un instituto tratado por distintas disciplinas y caracterizado por diversos enfoques que fueron mutando a medida que evolucionaba la concepción y el rol del Estado. En este punto nos interesa destacar su naturaleza política-constitucional y de control, sin dejar de mencionar la posibilidad de que pueda ser abordado como instrumento económico, administrativo y contable.

Para que exista un correcto cumplimiento de este mandato, las instituciones públicas requieren un sistema de información que permitan desarrollar una matriz de asignación de inversiones que permita determinar prioridades (utilizando un tamiz que reduzca la brecha de la diada necesidades infinitas/recursos escasos) y corresponder esos indicadores con prestaciones públicas.

Como afirma Orlando Braceli; «la elaboración del presupuesto es una parte fundamental de cualquier gestión de gobierno. El mismo debe contemplar las necesidades de la gente y los bienes que las satisfacen. Asignar los recursos según prioridades y garantizar la máxima transparencia y participación».

Esta caracterización abona a una concepción de este instituto como un ciclo dinámico que no se agota en la programación ni en la presentación o aprobación del documento presupuestario. La asignación real se concreta durante la instancia dinámica del proceso de ejecución de la matriz de decisiones de asignación y se manifiesta en la registración de la ejecución de la gestión presupuestaria. Este proceso está compuesto por tres instancias:

• Momento de la decisión de la programación; constituye la instancia estática del proceso de asignación de recursos y surge de un proceso interno que da lugar al documento presupuestario.
• Registración, seguimiento y monitoreo de la ejecución presupuestaria y la asignación de recursos.
• Momento de la evaluación o control final de la gestión presupuestaria: la evaluación debe comprender cada una de las prestaciones públicas/necesidades públicas y los diferentes niveles de consolidación que integran el Presupuesto inicial y el ajustado por las reprogramaciones que se realicen durante la el proceso de ejecución.

En la última instancia del proceso se materializa con claridad el rol de control del poder legislativo, sea en el nivel central, provincial o municipal. En los gobiernos locales, y analizando el caso del régimen municipal de la provincia de Buenos Aires, esta instancia se denomina “rendición de cuentas”, es responsabilidad de los concejos deliberantes, y está establecida en la Constitución Provincial [2], la Ley Orgánica de las Municipalidades [3] y el Honorable Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires.En esta oportunidad, no nos proponemos analizar el presupuesto municipal, sin embargo nos parece importante destacar que información y análisis se pueden realizar con los datos publicados. Presupuesto de gastos por objeto: discrimina el destino de fondos en gasto en personal, bienes de consumo, servicios no personales, bines de uso, transferencias y servicios de la deuda y disminución de otros pasivos.

• Presupuesto de gastos por fuente de financiamiento
• Presupuesto de gasto por estructura programática: esta apertura es de gran importancia ya que permite analizar la incidencia presupuestaria por secretaria, los bienes y servicios que produce cada estamento, a que programas y políticas se destina la inversión y que orden de prioridades tienen las necesidades públicas visibilizadas por el gobierno municipal.
• Cálculo de recursos por procedencia y por rubro: esta sección permite evaluar una de las capacidades estatales más importante, la autonomía financiera. Es decir, se muestra como se componen los recursos municipales y como se conforman, cuantos ingresos se calculan por recaudación propia y cuantos por transferencias vía coparticipación y otros fondos (ingresos tributarios/no tributarios), que fondos son afectados o de libres disponibilidad, y cómo influyen las transferencias de capital del nivel provincial o nacional en el plan de obra pública municipal.
• Cuadro de metas físicas y programación física de los proyectos de inversión: esta información permite medir la productividad pública por bien (unidad física). No solo podemos responder cuanta inversión se destina en una repartición, sino cuantos bienes y servicios va a producir el estado municipal en un año.

Si adoptamos la visión dinámica y cíclica del presupuesto, la información aportada por el área de transparencia se corresponde con el primer momento (estático) referido a la programación. Este es un piso importante en materia de acceso a la información pública, ya que representan insumos pertinentes para transparentar las prioridades del gobierno municipal y las políticas públicas que se van a implementar durante el año en curso.
Por otra parte, y como describimos anteriormente, el proceso de asignación de recursos públicos no empieza y termina en la programación. La asignación real se concreta durante la ejecución, siendo este el principal insumo informativo para evaluar conformidad y cumplimiento del plan de gobierno, su productividad y medir asimismo la eficiencia y eficacia del proceso administrativo.

En este sentido, consideramos que es necesario transparentar y publicar la información completa de todo el proceso –programación y ejecución- para poder consolidar una instancia de evaluación integral de la gestión de gobierno.
Debe entenderse que la publicación de los datos que conforman el presupuesto, sumado a los sistemas de información primarios que promueven matriz de decisiones públicas, no debe cumplirse estrictamente como requerimiento a lo estipulado por la legislación vigente y los organismos de control. Estos principios conforman una visión estratégica que entiende que una administración transparente que estimula la participación ciudadana en el control de la gestión y la formulación de políticas públicas, legitima la acción de un gobierno y redunda en ciudades más democráticas, desarrolladas e inclusivas.